Mañana de Domingo sin ninguna gana de correr (by Marta Álvarez)

Una mañana de Domingo, sin ninguna gana de correr, nos acercamos a La Bañeza, nada menos que a por mi 2ª media maratón.

Llegamos, vamos a por el dorsal, y empieza a llegar la gente del equipo. Para dos de mis compañeras era su primera media, y ¡cómo lo hicieron! Muy bien, Natalia y Mónica.

Empezamos a calentar, pero poco, que hay por delante muchos kilómetros. Nos ponemos en la línea de salida y esperamos el comienzo de la carrera. Cada uno se coloca donde mejor le va y…¡arranca! ¡A por todas!

imageYo con mi inseparable “sombra”. No, lo más seguro es que sea yo la suya. Y con Natalia, que está que se sale, y Mónica que estaba… pues como todos en nuestra 1ª media.

Arrancamos y, empezamos bien…, se pone a llover. ¡Mira que no había caído ni una gota antes! Da igual, los del Recreo somos de una pasta especial y nada puede con nosotros, o si no que les pregunten a los de montaña.

Los kilómetros empiezan a pasar y, a pesar de las pocas ganas que tenía de correr, me encuentro fenomenal y con fuerza. Llegamos al kilómetro 10 y decidimos que al llegar al 11 tomaremos el gel que llevamos en el bolsillo. Mónica dice que “si le va hacer salir como si fuera el correcaminos”, pero ya le decimos que no sea tan optimista, como mucho nos pareceríamos al coyote, persiguiendo a Natalia que va como una moto. Sinceramente, creo que es ese entrenador personal que tiene en casa, un tal Rodrigo…

Pero nosotras tres ahí íbamos, dándonos conversación, o ¿acaso pensabais que íbamos a ser capaces de estar calladas?

Vemos el final, y yo me encuentro muy fuerte. Marta, que es muy buena, me hace de liebre y empieza a tirar de mí. Pasamos a unos chicos y nos crecemos. Vemos la meta y ¡a por todas!

Al llegar veo que ¡he bajado en 6 minutos mi marca en la Media de León! No me lo puedo creer… Estoy muy contenta y saludo a mis compañeros. Todos han hecho muy buenas marcas.

image (1)Llega el momento pódium y Ana, nuestra querida lagartija, que se ha convertido en una habitual del protocolo de las medallas, no sube a recoger una merecida tercera posición en clasificación absoluta de mujeres por estar poniéndose guapa en el vestuario. ¿Y os podéis creer que, para una vez que las Martas podemos subir al pódium juntas, no nos enteramos? Había que ayudar a Ana, dejando pasar nuestro momento de gloria como 1ª y 2ª en nuestra categoría. De todas formas, no pudimos estar mejor representadas a la hora de recoger los trofeos.

En fin, lo mejor es este equipo y su gente, eso no tiene precio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Qué sentimos... y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s